Los chakras y tu salud mental

Cuando la energía que fluye a través del cuerpo se interrumpe o se agota, el cuerpo experimenta cambios fisiológicos y psicológicos que pueden causar enfermedades y desequilibrio. Un entorno estresante, los problemas, las pérdidas, o los eventos traumáticos pueden crear bloqueos en el flujo de la energía, lo que puede transformarse en síntomas psicológicos como la ansiedad y preocupación.

Equilibrar tus chakras puede ayudarte a restaurar el flujo de energía en tu sistema y así, reducir tus niveles de ansiedad.

Breve historia de los Chakras

Proveniente de la palabra sánscrita “rueda”, los chakras son considerados centros de energía en el cuerpo. Los chakras son los centros donde convergen los puntos nerviosos principales y donde fluye armoniosamente nuestra fuerza vital o “prana”. Las tradiciones hindúes y budistas aseguran que cuando se bloquea el flujo de energía, esto perturba nuestra salud física, emocional y mental.

El concepto de la energía universal de vida que fluye a través de nuestros cuerpos se remonta a los años 5.000 A.C. en la India (donde dicha energía es conocida como Prana) y 3.000 A.C. en China (donde es conocida como Ch’i). Prana, ch’i, ki, shakti, aura y biocampo son algunos de los nombres utilizados para describir el campo de energía cuantificable asociado con el sistema del cuerpo. Muchos investigadores han medido las corrientes de energía que fluyen a través del cuerpo mediante el uso de dispositivos tales como el electrocardiógrafo (EKG) y han concluido que este campo de bioenergía está directamente relacionado con el funcionamiento físico del cuerpo.

Hay siete chakras principales que están conectados a puntos nerviosos o plexos en el cuerpo. De acuerdo a las practicas occidentales, estos siete puntos afectan el sistema nervioso y las glándulas endocrinas. Cada chakra se asocia a un color específico que corresponde a los siete rayos del espectro de luz o arco iris. La luz de color es una onda electromagnética que afecta nuestra bioenergía o campo áurico.

1. Chakra Raíz

El primer chakra es el Chakra Raíz. Este chakra está ubicado en el coxis y se asocia con el color rojo. Está conectado a la médula suprarrenal que es la glándula responsable del modo “lucha o fuga”. El Chakra Raíz regula el instinto, la sensación de seguridad y la supervivencia. Cuando este chakra está fuera de balance, nos sentimos agotados, sin esperanzas, desconectados de la tierra, angustiados y aislados. Para equilibrar este chakra, energiza tu espacio y tu cuerpo incorporando el color rojo. Por ejemplo, pon flores rojas en tu ambiente de trabajo o en la casa, viste prendas con la piedra Granate o come frutas rojas.

2. Chakra Sacro

El segundo chakra es el Chakra Sacro ubicado en la pelvis y asociado al color naranja. Está conectado con las glándulas suprarrenales y el sistema genitourinario. Este chakra regula las necesidades emocionales y sexuales básicas, así como la creatividad y la confianza. Cuando este chakra está fuera de balance nos sentimos emocionalmente desequilibrados, solos y podemos hasta sufrir de adicciones y dependencia. Para equilibrar este chakra, energiza tu espacio con el color naranja, por ejemplo, vistiendo una piedra de Cornalina, añadiendo alimentos de color naranja a tu dieta o vistiendo ropa color naranja.

3. Chakra del Plexo Solar

El tercer chakra es el Chakra del Plexo Solar. Esta ubicado en el diafragma, debajo de las costillas y se asocia con el color amarillo. Está conectado al sistema digestivo y las glándulas suprarrenales. Este chakra regula nuestros temores, la sensación de poder y el sexto sentido. Cuando este chakra está fuera de equilibrio, experimentamos temores, trastornos alimenticios, ansiedad y pérdida de control. Para equilibrar este chakra, energiza tu espacio con el color amarillo, por ejemplo, añadiendo flores amarillas, vistiendo un cristal Citrino Amarillo o añadiéndole limón al agua que ingieras.

4. Chakra del Corazón

El cuarto chakra es el Chakra del Corazón situado en el centro del pecho, alrededor de la zona del corazón y está asociado con el color verde. Está conectado al corazón, a la glándula timo y el sistema endocrino. Este chakra se relaciona con la compasión, el amor por el prójimo y por sí mismo, la conexión y la seguridad. Cuando este chakra está fuera de balance nos sentimos desconectados, desesperados y rechazados. Para equilibrar este chakra, energiza tu espacio con plantas verdes, viste la piedra Jade y come más vegetales verdes.

5. Chakra de la Garganta

El quinto chakra es el Chakra de la Garganta localizado en el área de la garganta y asociado con el color azul. Está conectado a la glándula de la tiroides y regula nuestra sensación de seguridad, liderazgo, expresión y comunicación fluida. Cuando este chakra está fuera de balance, nos sentimos ansiosos, paralizados e inseguros. Para equilibrar este chakra, energiza tu espacio conectándote con el océano. Viste una piedra Lapis Lazuli y come arándanos azules.

6. Chakra del Tercer Ojo

El sexto chakra es el Chakra del Tercer Ojo localizado entre las cejas y asociado con el color índigo. Está conectado con la glándula pineal y regula nuestra guía interior o intuición, pensamientos y sueños. Cuando este chakra está fuera de balance, podemos sentirnos desequilibrados y críticos, tenemos dificultad en conciliar el sueño y se nos hace imposible conectarnos con nuestra intuición. Para equilibrar este chakra, viste la piedra de Azurita, utiliza aceites esenciales de lavanda o conéctate con el cielo índigo de la noche.

7. Chakra de la Corona

El séptimo chakra es el Chakra de la Corona ubicado en la coronilla y asociado con el color violeta. Está conectado con la glándula pituitaria y el sistema nervioso central. Se asocia con nuestra conciencia, sabiduría interior, imaginación y espiritualidad. Cuando este chakra está fuera de balance, nos sentimos deprimidos, sin esperanzas, confundidos y desconectados. Para equilibrar este chakra, viste la piedra Amatista, come higos y adorna tu espacio con violetas.

Los primeros pasos para aliviar tu ansiedad son tan simples como darle color a tu espacio y comer más sano. Comienza con un chakra y lentamente ve pasando a los demás. De esta manera podrás prestarle la atención adecuada a los componentes vitales de tu sistema de flujo de energía. Una vez que hayas reconocido tus síntomas y la asociación de estos con los chakras, sigue las sugerencias para recobrar el equilibrio del flujo de energía y ayudar a que tu ansiedad desaparezca.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s