Tres sencillas razones por la cual los magnates meditan (Y por qué deberías tu también)

¿Sabías que personas tales como Phil Jackson, Russell Simmons, Ray Dalio y Rupert Murdock meditan diariamente? Oprah, Steve Jobs (QEPD), Deepak Chopra, Bill Ford, Arianna Huffington, Padméa Warrior y muchos otros también practican la meditación diaria.

¿Qué están sacando ellos de es practica? ¿Cómo les ayuda a tener éxito?

En primer lugar, te puedes imaginar que estas personas están seriamente estresadas. Meditar ayuda a recargar las baterías y a recuperar la energía. Más energía resulta en mayor productividad.

En segundo lugar, cuando tu mente está tranquila, puedes encontrar soluciones más fácilmente. Imagínate esta metáfora: Tu mente es como un lago y las soluciones se encuentran en el fondo del mismo. Cuando las aguas están turbulentas, no se puede ver el fondo. Se tienen que calmar las aguas para poder verse el fondo claramente. Una mente tranquila nos proporciona mejores habilidades y más creatividad para resolver problemas.

Tercero, después de estar en calma, se siente más esperanza y compasión y se puede mejorar la perspectiva en cualquier situación. La calma de la meditación proporciona una mejor relación con las personas lo que significa un mejor liderazgo.

En resumen, la meditación ayuda a mejorar su creatividad, su productividad y sus habilidades de liderazgo. Pronto lanzaré mi nuevo e-book donde explico en más detalle lo que la exitosa gente de negocios está haciendo para realzar su espiritualidad, para convertirse en mejores líderes y ser más productivos.

Los chakras y tu salud mental

Cuando la energía que fluye a través del cuerpo se interrumpe o se agota, el cuerpo experimenta cambios fisiológicos y psicológicos que pueden causar enfermedades y desequilibrio. Un entorno estresante, los problemas, las pérdidas, o los eventos traumáticos pueden crear bloqueos en el flujo de la energía, lo que puede transformarse en síntomas psicológicos como la ansiedad y preocupación.

Equilibrar tus chakras puede ayudarte a restaurar el flujo de energía en tu sistema y así, reducir tus niveles de ansiedad.

Breve historia de los Chakras

Proveniente de la palabra sánscrita “rueda”, los chakras son considerados centros de energía en el cuerpo. Los chakras son los centros donde convergen los puntos nerviosos principales y donde fluye armoniosamente nuestra fuerza vital o “prana”. Las tradiciones hindúes y budistas aseguran que cuando se bloquea el flujo de energía, esto perturba nuestra salud física, emocional y mental.

El concepto de la energía universal de vida que fluye a través de nuestros cuerpos se remonta a los años 5.000 A.C. en la India (donde dicha energía es conocida como Prana) y 3.000 A.C. en China (donde es conocida como Ch’i). Prana, ch’i, ki, shakti, aura y biocampo son algunos de los nombres utilizados para describir el campo de energía cuantificable asociado con el sistema del cuerpo. Muchos investigadores han medido las corrientes de energía que fluyen a través del cuerpo mediante el uso de dispositivos tales como el electrocardiógrafo (EKG) y han concluido que este campo de bioenergía está directamente relacionado con el funcionamiento físico del cuerpo.

Hay siete chakras principales que están conectados a puntos nerviosos o plexos en el cuerpo. De acuerdo a las practicas occidentales, estos siete puntos afectan el sistema nervioso y las glándulas endocrinas. Cada chakra se asocia a un color específico que corresponde a los siete rayos del espectro de luz o arco iris. La luz de color es una onda electromagnética que afecta nuestra bioenergía o campo áurico.

1. Chakra Raíz

El primer chakra es el Chakra Raíz. Este chakra está ubicado en el coxis y se asocia con el color rojo. Está conectado a la médula suprarrenal que es la glándula responsable del modo “lucha o fuga”. El Chakra Raíz regula el instinto, la sensación de seguridad y la supervivencia. Cuando este chakra está fuera de balance, nos sentimos agotados, sin esperanzas, desconectados de la tierra, angustiados y aislados. Para equilibrar este chakra, energiza tu espacio y tu cuerpo incorporando el color rojo. Por ejemplo, pon flores rojas en tu ambiente de trabajo o en la casa, viste prendas con la piedra Granate o come frutas rojas.

2. Chakra Sacro

El segundo chakra es el Chakra Sacro ubicado en la pelvis y asociado al color naranja. Está conectado con las glándulas suprarrenales y el sistema genitourinario. Este chakra regula las necesidades emocionales y sexuales básicas, así como la creatividad y la confianza. Cuando este chakra está fuera de balance nos sentimos emocionalmente desequilibrados, solos y podemos hasta sufrir de adicciones y dependencia. Para equilibrar este chakra, energiza tu espacio con el color naranja, por ejemplo, vistiendo una piedra de Cornalina, añadiendo alimentos de color naranja a tu dieta o vistiendo ropa color naranja.

3. Chakra del Plexo Solar

El tercer chakra es el Chakra del Plexo Solar. Esta ubicado en el diafragma, debajo de las costillas y se asocia con el color amarillo. Está conectado al sistema digestivo y las glándulas suprarrenales. Este chakra regula nuestros temores, la sensación de poder y el sexto sentido. Cuando este chakra está fuera de equilibrio, experimentamos temores, trastornos alimenticios, ansiedad y pérdida de control. Para equilibrar este chakra, energiza tu espacio con el color amarillo, por ejemplo, añadiendo flores amarillas, vistiendo un cristal Citrino Amarillo o añadiéndole limón al agua que ingieras.

4. Chakra del Corazón

El cuarto chakra es el Chakra del Corazón situado en el centro del pecho, alrededor de la zona del corazón y está asociado con el color verde. Está conectado al corazón, a la glándula timo y el sistema endocrino. Este chakra se relaciona con la compasión, el amor por el prójimo y por sí mismo, la conexión y la seguridad. Cuando este chakra está fuera de balance nos sentimos desconectados, desesperados y rechazados. Para equilibrar este chakra, energiza tu espacio con plantas verdes, viste la piedra Jade y come más vegetales verdes.

5. Chakra de la Garganta

El quinto chakra es el Chakra de la Garganta localizado en el área de la garganta y asociado con el color azul. Está conectado a la glándula de la tiroides y regula nuestra sensación de seguridad, liderazgo, expresión y comunicación fluida. Cuando este chakra está fuera de balance, nos sentimos ansiosos, paralizados e inseguros. Para equilibrar este chakra, energiza tu espacio conectándote con el océano. Viste una piedra Lapis Lazuli y come arándanos azules.

6. Chakra del Tercer Ojo

El sexto chakra es el Chakra del Tercer Ojo localizado entre las cejas y asociado con el color índigo. Está conectado con la glándula pineal y regula nuestra guía interior o intuición, pensamientos y sueños. Cuando este chakra está fuera de balance, podemos sentirnos desequilibrados y críticos, tenemos dificultad en conciliar el sueño y se nos hace imposible conectarnos con nuestra intuición. Para equilibrar este chakra, viste la piedra de Azurita, utiliza aceites esenciales de lavanda o conéctate con el cielo índigo de la noche.

7. Chakra de la Corona

El séptimo chakra es el Chakra de la Corona ubicado en la coronilla y asociado con el color violeta. Está conectado con la glándula pituitaria y el sistema nervioso central. Se asocia con nuestra conciencia, sabiduría interior, imaginación y espiritualidad. Cuando este chakra está fuera de balance, nos sentimos deprimidos, sin esperanzas, confundidos y desconectados. Para equilibrar este chakra, viste la piedra Amatista, come higos y adorna tu espacio con violetas.

Los primeros pasos para aliviar tu ansiedad son tan simples como darle color a tu espacio y comer más sano. Comienza con un chakra y lentamente ve pasando a los demás. De esta manera podrás prestarle la atención adecuada a los componentes vitales de tu sistema de flujo de energía. Una vez que hayas reconocido tus síntomas y la asociación de estos con los chakras, sigue las sugerencias para recobrar el equilibrio del flujo de energía y ayudar a que tu ansiedad desaparezca.

10 Ideas de Como Crear un Ambiente de Paz en el Hogar

El hogar es nuestro refugio, donde soltamos las cargas y recargamos las baterías. A veces llevamos el estrés a la casa y lo dejamos allí, y convertimos nuestro hogar en un lugar tóxico.

Las responsabilidades, los niños, las finanzas, la salud, nuestras relaciones con otros, la política, los problemas mundiales, las tragedias y los cambios inesperados, todo crea un estrés excesivo, sobre todo si son situaciones que están fuera de nuestro control.  No quiere decir que cierta cantidad de estrés no sea saludable, lo dañino es cuando el estrés comienza a adueñarse de nuestra paz, de nuestros dulces sueños, de nuestra paciencia, nuestra tolerancia, y nuestra salud.

Cuando experimentamos un nivel de estrés excesivo y constante, las glándulas del nuestro cuerpo buscan el balance segregando una hormona llamada Cortisol. Cuando las glandulas adrenalinas segregan cortisol, el objetivo es regresar el cuerpo a su homestasis a traves del aumento del azucar en la sangre y supresión del sistema inmunologico. Una vez que el estrés disminuye, las glandulas paran de segregar esta hormona y el cuerpo regresa a su funcionamiento normal.  Cuando tenemos un estrés crónico y excesivo, el nivel de cortisol es elevado lo cual comienza a invertir los beneficios y el cuerpo comienza a sufrir. No dormimos bien, sentimos la necesidad de tomar cafe para tratar de mantenernos despiertos, nos enfermamos, nos dan ganas de comer alimentos que no nos benefician, nos da acidez estomacal, se nos olvidan las cosas, nos sentimos fatigados, ganamos peso, nos duele todo el cuerpo, y nos deprimimos. Un estrés constante y excesivo es destructivo.

El estrés puede tener sus beneficios, si es moderado. Muchos estudiantes pueden reconocer el beneficio del estrés cuando tienen que estudiar la noche anterior a un examen, o una persona en ventas tiene una cuota que llenar y se acerca el fin de mes. El estrés nos motiva a completar projectos que de otra manera lo dejaríamos para después. Un estrés moderado nos ayuda a enfocarnos, nos permite estar mas alertas y recordar ciertos cosas con mas facilidad.

El hogar es el lugar donde deberíamos soltar el estrés y relajarnos pero muchas veces hay tanto estrés en nuestra casa que el trabajo se convierte en nuestro refugio.  Evitamos llegar a casa porque nos sentimos incómodos y no logramos recargar las baterías. Día tras día se acumula el estrés y al final recurrimos a actividades insalubres como el alcohol o irnos de compras que, aunque provean una aparente relajación temporal, terminan creando mas estrés en nuestras vidas. Cuando nuestro hogar no es armonioso, nuestra mente lo interpreta como un lugar de guerra, un lugar donde hay que estar en constante vigila. Esta tensión constante crea un estrés nos perjudica.

Como crear un ambiente de armonía en nuestro hogar?

Mira a tu alrededor y comienza a escribir una lista de las cosas que te molestan pero que has tolerado desde hace mucho tiempo, el bombillo quemado, la alfombra en la entrada que se esta cayendo a pedazos, la gaveta que no cierra, los libros acumulados en una esquina, la ropa sin guindar, etc. Poco a poco comienza a arreglar esas cositas y te darás cuenta de que tu mente percibirá abundancia, orden, y seguridad. ¿Cuantos viajeros no se sienten a salvo en un hotel donde las manillas de la puerta funcionan, el mantenimiento de la habitación ha sido realizado regularmente, y las alfombras están limpias? La mente capta lo que esta roto o defectuoso como algo inseguro y comienza a preocuparse por resolver ese problema, y si nunca se soluciona se acostumbra a lo defectuoso.  Nos acostumbramos a dejar que las cosas se estropeen, inclusive en nuestro cuerpo, trabajo, dinero y relaciones.

El segundo paso es darte cuenta de cuanto espacio libre hay en tu hogar, cuantas cosas has acumulado a través de los años, las areas que están desordenadas, o abandonadas, como fluye la energía en tu hogar. Imagínate que abres la puerta de tu hogar y caminas con los ojos cerrados. Te lastimarías con cada paso que tomes? Así funciona el Feng Shui. La energía debe fluir en tu hogar con naturalidad. Utiliza el estrés como motivación para mover las cosas y hacer espacio para que fluya la energía. Poco a poco ve deshaciéndote de cosas que no utilizas, donalas o regalalas, abre espacio para que fluyan las cosas y sientas la expansion. Si te cuesta deshacerte de cosas que honestamente no te son útiles, revisa con un consejero el porqué de tu apego.

A veces no nos damos cuenta en el desastre en que vivimos sino hasta que invitamos a alguien para que nos visite. Si estas limitado de tiempo, contrata a alguien que te ayude a limpiar o  limpia un area de tu casa a la vez. Por ejemplo, comienza con el area del baño. Y si el baño tiene muchas cosas que mejorar, ataca un proyecto a la vez, como el lavamanos. Cada espacio que termines, aunque sea pequeño, es un éxito. Cuando termines, utiliza un manojo de salvia seca y quemala como incienso por toda la casa para limpiar las energías tóxicas acumuladas. Video: Como usar la salvia

 

Una vez que tu hogar este limpio, ordenado y con suficiente espacio, es hora de mejorar la energía ambiental.

Las siguientes son 10 ideas de como crear un ambiente de armonía y paz en tu hogar.

1. USA AROMATIZADORES O INCIENSO PARA IMPREGNAR EL AMBIENTE CON FRAGANCIAS DE ACEITES NATURALES QUE TE AYUDEN A RELAJARTE, COMO LAVANDA O MENTA.

El sentido del olfato es uno de los mas desarrollados en los seres vivos. Así como los animales pueden oler al enemigo, los humanos también podemos percibir, memorizar y asociar aromas con eventos placenteros o desagradables. El crear un ambiento agradable en nuestro hogar ayuda a la relajación y a la asociación con el placer.

 

 

2. PRENDE VELAS O BAJA LA INTENSIDAD DE LAS LUCES PARA CREAR UN AMBIENTE SUAVE A LA VISTA. UNA  LUZ SUAVE LE DA LA SEÑAL AL CEREBRO QUE ES HORA DE RELAJARSE.

Es natural despertarse al salir el sol y estar activos durante el dia. Al final de la tarde, es importante comenzar a prepararnos a descansar. Las luces de baja intensidad crean un tono de suavidad en el ambiente y señalizan el comienzo de la noche, donde dormir con absoluta oscuridad es ideal para el descanso profundo.

 

 

3. ADORNA TU HOGAR CON FLORES FRESCAS O PLANTAS VIVAS.

Las plantas purifican el aire y remueven elementos tóxicos, ademas de mejorar la salud mental y contribuir con tu salud en general. Las plantas ayudan a mejorar la calidad del aire dentro del hogar.

 

 

 

4. MANTÉN TU HOGAR ORDENADO Y CON UN MÍNIMO DE COSAS A LA VISTA.

El desorden distrae y crea tension, el orden transmite sensación de calma y paz. Cuando un hogar esta desordenado, el caos disminuye el rendimiento y aumenta el estrés.

 

 

 

5. PON MÚSICA SUAVE O QUE TE HAGA SENTIR FELIZ.

La musica tiene la capacidad de reducir el estrés, disminuir la presión arterial, y cambiar el humor. Dependiendo de lo que tengas que hacer (ordenar o descansar), la música puede darte ánimos o relajarte y ademas ser un acompañante ideal para estas tareas.

 

6. MANTÉN EL AMBIENTE FRESCO, ABRE LAS CORTINAS PARA QUE ENTRE AIRE FRESCO Y LA LUZ DEL SOL.

La luz del sol provee vitamina D, la cual ayuda a disminuir los sintomas de depresión. El aire fresco es importante no solo para mover la energia estancada, sino tambien para mejorar la respiración, el sistema inmunologico, y el nivel de energía, así como para disminuir la ansiedad y el estrés.

 

7. COLOCA CAMPANAS DE VIENTO SI TE GUSTAN.

Campanas de viento, un comedero de pajaritos, o un pequeño jardín son adiciones al hogar que nos mantienen conectados con la naturaleza. La conexión con la naturaleza nos mantiene arraigados y nos ayuda a relajarnos. La naturaleza es perfecta, aun con las ramas torcidas.

 

8. USA LAMPARAS DE SAL Y CRISTALES DE AMATISTA O CUARZO BLANCO.

Cuando estamos constantemente expuestos a las conexiones eléctricas, el teléfono, las luces incandescentes, o las computadoras se crea un exceso de energía positiva que desequilibra nuestro estado natural. Las olas del mar, las tormentas eléctricas, o diferentes movimientos de agua, crean iones negativos que ayudan balancear la corriente eléctrica en la tierra. Las lamparas de sal y los cristales ayudan a crear y aumentar los iones negativos para balancear la energía en nuestro hogar y cuerpo.

 

9. CAMINA DESCALZO.

Similar a la corriente de electricidad del agua, la superficie de la tierra esta cargada de electrones que proteje al cuerpo de la inflamación gracias a sus efectos antioxidantes. El caminar descalzos, si es posible en contacto directo con la tierra, nos recarga y nos ayuda a mantenernos arraigados y conectados con el presente.

 

10. LEE UN LIBRO EN VEZ DE VER TELEVISION.

Estamos rodeados de aparatos electrónicos que nos sobreestimulan y nos educan a esperar recompensas instantaneas. El leer un libro nos ayuda a cultivar la paciencia y tolerar la incertidumbre, ademas de estimular la creatividad y la calma.

 

ESCOGE UN RINCON ESPECIAL PARA MEDITAR Y CALMAR TU MENTE.

Crea un espacio en tu hogar dedicado a rejuvenecerte a través de la meditación o contemplación. Este puede ser el lugar donde rezas, o te concentras, donde nada pueda interrumpir tu paz, aunque sea por 15 mins al día. Usa cojines cómodos y date permiso de no tener que hacer nada por ese espacio de tiempo. Tu mente te lo agradecerá.

 

El hogar es un refugio donde soltamos las cargas y no relajamos, el lugar donde encontramos la calma, el orden, y la paz y donde nos recargamos cuando estamos vacíos.Cuando creamos un ambiente de paz en nuestro hogar, nuestra mente lo interpreta como un lugar que no require preocupación y es seguro. Un hogar de paz, tranquilidad y armonía nos ayuda a sentirnos protegidos, a descansar y recuperarnos del estrés. Un ambiente de paz y armonía en nuestro hogar invita a la relajación, al cuidado propio, a expresar amor por quien somos y lo que nos rodea.